Saltar al contenido

Seguridad de los datos en las aplicaciones en la nube

La seguridad de los datos en las aplicaciones en la nube es una de las mayores preocupaciones tanto de aquellos que nos dedicamos a proveer servicios como de aquellos potenciales clientes que piensan en contratar los servicios.

Si nos remontamos sólo 3 años atrás, una gran mayoría de las pequeñas empresas indicaban que sus preocupaciones de seguridad se basaban en el acceso a la información y las políticas de backup de la empresa.

Hoy en día, las aplicaciones en la nube ha cambiado por completo la forma en que nos enfrentamos a la seguridad de los datos: los datos de la empresa ya no están entre las paredes de la oficina, o del centro de datos de la empresa ni en “el servidor del piso de arriba”.

Los datos están en la nube y han viajado allí para quedarse

Así, las empresas y sus gerentes ahora nos preocupamos por quién y desde dónde se va a acceder a la información ya que tenemos contratos de servicio con proveedores de soluciones en la nube (SaaS, PaaS, etc..) que nos garantizan la integridad de los datos y nos dejan sólo con la responsabilidad del acceso a la información a las personas correctas de nuestro lado.

 

Seguridad de los datos en Aplicaciones SaaS

Aplicaciones SaaS (software como servicio) como Flowsme, que tratan datos confidenciales tanto de contactos y empresas como de oportunidades y estrategias de negociación, deben contar con certificados de seguridad SSL que permiten encriptar los datos mientras viajan por Internet de forma que nadie puede acceder a la información sin tener un usuario válido de la aplicación.

El certificado SSL es un método de protección de los datos que viajan por internet. A modo de resumen, en la siguiente imagen podemos ver cómo se comunica nuestro navegador con los servidores de la aplicación a la que queremos acceder, por ejemplo, cuando accedemos a Gmail:

La seguridad de las aplicaciones en la nube para Pymes

Por otro lado, la seguridad de los datos en las aplicaciones web se eleva a niveles muy complicados de conseguir por las pequeñas empresas que se ven beneficiadas por las economías de escala que aplican los proveedores de servicios cloud.

En resumidas cuentas, olvidarse de los backups y las tareas de mantenimiento de servidores es una muy buena noticia que cada vez más empresas están empezando a disfrutar gracias a contar con aplicaciones de negocio seguras y fiables como Flowsme.